Chimeneas de gas: ventajas e inconvenientes

¿Qué es la Aerotermia?
24 enero, 2018
Sistemas de calefacción: Criterios de elección
24 enero, 2018

Las ventajas de las chimeneas de gas

Facilidad de instalación. Si la casa no tiene chimenea exterior no puedes poner una chimenea convencional que necesita “el tiro de humo”. Sin embargo con las chimeneas de gas es más fácil diseñar soluciones para instalarlas.

Consiste en instalar un quemador de gas en la zona donde irá la chimenea que luego se rodea de leños de imitación o guijarros. Este tipo de chimenea debe ser instalado por profesionales. Una chimenea de leña puede instalarla “un manitas”, pero si hablamos de gas NO. Se necesita instalación por un profesional. En PANIAGUA somos expertos y profesionales con una dilatada experiencia. Por ejemplo una misma chimenea de gas la puedes elegir con visión lateral derecha, o con visión lateral izquierda o que se vea por delante o por detrás, a tres caras, o visión frontal, según como quieras que se instale.

Las posibilidades estéticas. Chimenea a dos caras situadas en medio de un gran salón, posibilidad de ponerlas en la esquina, integradas en una pared. Chimeneas con forma alargada, o en forma cuadrada. Las posibilidades son inmensas.

Más cómodas: encender y listo. Con las de leña tienes que colocar leña y piñas o bloques de almendra para crear brasa. Esperar que prenda y luego graduar la chimenea. Se logra calor pero para que calienten se necesita un cierto tiempo encendidas.

Las chimeneas de gas, sin duda son más limpias que las tradicionales. No hay humos, no usas leña, no tienes cenizas ni hollín. En cambio si puedes disfrutar de la sensación de las llamas encendidas. Y puedes poner troncos o guijarros decorativos.

Si dan calor, no como  las chimeneas eléctricas que son mas bien decorativas ni tampoco dan tanto calor que una chimenea de leña,  pero si calientan. En las chimeneas a gas sus rendimientos van desde los 3 kw a los 14 kw. Teniendo en cuenta que una capacidad de 6,2 kw calienta sobre unos 40-48 metros cuadrados. Esto dependiendo de el grado de aislamiento de la casa.

Los inconvenientes de las chimeneas de gas

Hasta ahora todo parecía muy bonito, pero ojo que las chimeneas de gas tienen sus “contras”:

El precio comparado con las chimeneas convencionales (multiplicar X 7 veces o más). Por ejemplo tienes chimeneas tradicionales o de leña encastrables o inserts de hierro fundido que rinde 14 kw (lo equivalente para calentar una superficie de 82 metros).

Sin embargo las chimeneas de gas suelen tener una potencia de entre  6 y 7,3 kW lo que rinde para calentar entre 40-50 metros cuadrados, pero el precio es mas elevado.  Es más de siete veces el precio de una chimenea tradicional o de leña, calentando menos superficie. No es raro encontrar chimeneas de gas que salen por 4800 o más de 5000 €, y esto en grandes superficies de bricolaje.

El precio del combustible también es más caro. El gas sale más caro que la leña. Pensemos que el precio de la leña está entre 0.15-0,20 kilogramos. Con 100 kilos tienes para un mes si usas solo la estufa/ medio día. Así que en leña gastas unos 15 € más unos 3  € si usas bloques de almendra para crear brasa. En total por unos 20 €  tienes combustible para un mes. Sin embargo de gas natural pagarías no menos de 150€ si usas la chimenea medio día.

Las chimeneas de gas no conservan el calor residual. Ten en cuenta que las chimeneas de gas al apagarlas dejan de dar calor. Las chimeneas que queman leña si guardan calor residual, ya que las brasas calientan. Las que no queman “nada” al apagarlas no conservan por mucho tiempo el calor.

Video de una Chimenea de Gas

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *